En el año 1994, las Áreas de Inglés, y Cultura y Deporte se convirtieron en la Unidad de Formación Socio-Humanística, la cual junto con los Departamentos de Química, Computación y Física conformaban la parte académica de la Facultad Experimental de Ciencias y Tecnología.

Al igual que dichos departamentos y la facultad en general, la creación de la Unidad no escapaba de la difícil situación económica que le impedía contar con el personal fijo que necesitaba para poder ejercer sus funciones de una forma efectiva.

Con el transcurrir de los años, se fortaleció la imperiosa necesidad establecida en el “Proyecto de Creación de la FACYT” de formar profesionales integrales, es decir, profesionales con amplios conocimientos científicos, técnicos y tecnológicos relativos a su carrera, que además contaran con capacidades individuales que les permitieran asumir sus responsabilidades para con la sociedad y ser capaces de reconocer y adaptarse a la realidad de nuestro país con un amplio sentido crítico, humanístico y dispuesto al cambio..